Perucho Figueredo, un hombre intenso


peruchofigueredoPedro Felipe Figueredo Cisneros (Perucho) tuvo fuerzas durante su fusilamiento, para un gesto final, intenso, como lo fue su andar por este mundo.
Aunque llevó meses sumido en una crisis de salud que lo condujo a la invalidez a causa de las penalidades de la manigua, esta no ensombreció la pasión por Cuba, la isla caribeña que escuchara su primer grito de vida, esos que después se volcaron en poemas y canciones, en palabras ardientes y vigorosas, como para no traicionar en el minuto final su espíritu rebelde y beligerante, digno de novelar.
Contrario a encasillamientos, Perucho parecía predestinado desde que nació el 29 julio 1819 a eternizar su sonoridad en esta tierra cubana. De sangre acaudalada y descendiente de terratenientes, no podía ser menos que un amante de la naturaleza.
A pesar del amor que guardó por su Bayamo, cursó fronteras, recorrió el mundo, bebió de las letras; saboreó de numerosas profesiones, hasta que se dejó encadenar por la abogacía.
Reacio al servilismo y la injusticia, formó parte de la trilogía bayamesa que encabezó la conspiración para el levantamiento del 68, cooperó en la Toma de Bayamo y en el gobierno provisional de Céspedes fue su secretario del Despacho al constituirse la República.
Letrado, hombre de negocios, filósofo, pianista, soldado de filas, táctico militar, teniente general, jefe del Estado Mayor General de Cuba, subsecretario de Guerra, y mayor general del Ejército Libertador, en la Asamblea de Guáimaro.
Amante de la música y la literatura, por cuyas dotes fue apodado “El gallito bayamés”; periodista de El Correo de la Tarde, suspendido por sus fuertes críticas al gobierno colonial español; El Cubano Libre, y colaborador de la revista siboneyista La Piragua, en la cual aparecieron “Excursión a la gran sabana de Yara” y la contradanza “La Piragua”.
Visitó Europa, se enamoró de España y de la refinada y culta Francia, cató otros confines, pero guardó en su interior un amor infin9236-fotografia-gito por Cuba que pesó más en su pecho que todas los lujos y misterios del mundo, por eso volvió a los suyos.
Social, comunicativo, amable; conversador ávido, capaz de ser áspero con quienes amaba. Inteligente, cariñoso, peleón, intransigente para con su familia, fiel a sus contados amigos; admirable.
Terco, por eso desatendió sus obligaciones en la subsecretaría de la guerra por estar en desacuerdo con la destitución del general en jefe, mayor general Manuel de Quesada, aunque Céspedes no aceptó su renuncia.
Intolerante con lo superfluo; la devoción por la literatura le llevó a fundar en Bayamo (1851) un gran centro cultural que se conoció como La Filarmónica, devenido punto de reunión de destacadas figuras de la época, como Carlos Manuel de Céspedes, José Fornaris, José Joaquín Palma y José María Izaguirre.
Le alentaban las conversaciones sobre el acontecer político mundial y de su país, tema recurrente en su hogar, por eso no es de extrañar que su hija Canducha Figueredo, de 17 años de edad, fuera designada como abanderada de la tropa que tomó Bayamo.
Tras una cobarde delación, fue capturado por Valmaseda, conducido a Santiago de Cuba y fusilado el 17 de agosto de 1870. Su gloria se agiganta al ser el autor de la letra y la música del Himno Nacional de Cuba, un hecho trascendental que nos recuerda que “la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida.”

Anuncios

Acerca de Anaisis Hidalgo Rodríguez

Soy una persona sincera, amante de la literatura, la fotografía, el periodismo, las mariposas y las pequeñas cosas de la vida. Quizás no tenga todas las respuestas, pero puedo escucharte y buscarlas junto a ti.
Esta entrada fue publicada en Crónicas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s