El hijo que siempre quiso


Por Anaisis Hidalgo Rodríguez
Foto Rafael Martínez Arias
DSC_5869Sanear el ambiente espiritual que rodea al niño de hoy; al hombre del mañana, fue la intención de Feliciano Escobedo Batista al crear, hace 20 años, el concurso de plástica infantil De donde crece la palma.
Ciano, como lo llaman sus amigos, aún recuerda las historias de la maestra Juanita Vázquez, (Tití) para salpicarlos del manantial histórico de Cuba, en el cual José Martí, es referencia obligada.

“Fue tal el énfasis de sus palabras que terminamos amando al Maestro, por eso decidí en el Centenario de su Caída en combate (1995), crear el salón.”
“Aún vas a Dos Ríos y sientes respirar al Héroe Nacional. Nuestra aspiración fue homenajear al autor de La Edad de Oro. Inspirar a los niños a crear, a pensar en Martí.
-¿Cómo fueron los inicios?
-Convocar al evento en medio de un período especial, fue difícil y atrevido. Recibimos obras de todo el archipiélago.
“Los jiguaniseros acogieron a los niños en sus casas. Un día daba el almuerzo educación, otro salud, la Unidad militar 2840.
“En una ocasión vinieron Abel Prieto, entonces Ministro de Cultura; Esteban Lazo; después Armando Hart; las nietas de María Mantilla, y comprendieron la valía del concurso.
-¿Cómo ha evolucionado el certamen?
-Inició con casi 800 participantes; el pasado año fueron más de un millón, y este a;o estuvieron cerca del millón.
“Nos nutrimos del evento base y provincial. Recibimos creaciones desde la Punta de Maisí hasta el Cabo de San Antonio; de Puerta de Golpe(Pinar del Río), Isla de la Juventud, Baracoa. Cada niño es De donde crece la palma, desde su escuela, casa, parque, ciudad.
“Antes venían en tren. Los buscábamos a tientas. ¡Ya encontré uno!¡Por acá está otro!Hoy está más organizado y vienen en carro desde La Habana.
-Al ver consolidado el proyecto ¿Qué siente?
-Satisfacción. Imagínate, verlo surgir y arribar a casi 20 años. Es un hijo que viste nacer y crecer.
-¿Qué le llama la atención de las muestras?
-La diversidad de imágenes que Martí genera.
-Para los jiguaniseros, ¿Qué significación adquiere el certamen?
-Cada cubano lleva un pedacito de Martí, nosotros, al ser de Jiguaní y tener Dos Ríos, nos sentimos más cerca del Apóstol, pues desde niños visitamos el Obelisco que rememora su caída en combate, un altar de la Patria.
-¿Nunca pensó en desistir?
-¡Eso sería rendirme, entregarme. Nooo. Noooo. El concurso llegó para quedarse!,¡mira muchacha!
“Supongamos, Dios no lo quiera, pasa un ciclón. ¡Yo monto esta exposición debajo de una carpa, una mata!…”, confiesa jocosamente este gestor cultural, apasionado de los aforismos martianos y las curiosidades del español nuestro.
Para hacer más limpia la atmósfera educativa, cuyas emanaciones vigoriza el alma infantil, se creó este proyecto, que a la par padres y maestros, modelan el corazón y el espíritu de los infantes.

Anuncios

Acerca de Anaisis Hidalgo Rodríguez

Soy una persona sincera, amante de la literatura, la fotografía, el periodismo, las mariposas y las pequeñas cosas de la vida. Quizás no tenga todas las respuestas, pero puedo escucharte y buscarlas junto a ti.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s